Philosophia 24/7

Máximo Soriano Martinez.

Vivo en un constante análisis existencial de la creación y destrucción de los conceptos del ser,
concibo pensamientos que no llevan a nada y me trasladan al mas profundo de los estrepitosos precipicios de la desesperación ilògica. (lo cual es mi favorito consuelo)

Filósofo ecléctico, excentricista numérico y metafísico.
Escepticista de las emociones, resignado del instinto humano, teórico de la antítesis, dogmático de la visión y difusor de distorsiones mentales y actos oníricos.

[12] Y asi, seremos meros esclavos del tiempo por los siglos de los siglos.




martes, 19 de abril de 2011

Cambiando conceptos...

Pensaba en la muerte...siempre lo he hecho en realidad, pero...algo ha cambiado.

Siempre la pensé como algo a donde se llega y una vez ahí, solo el recuerdo de tu persona (para algunos entre sus seres queridos, para otros mas ambiciosos, en la historia ) sería el consuelo, ''la trascendencia'' la llaman...

Ultimamente el concepto en mí ha cambiado...me he alejado del egoísmo personal que provoca en uno su ''siempre trágica'' muerte, para flanquear una nueva visión...de la que creo, he sido testigo contemplando los ojos de los que se fueron. Hay que intentar verlo desde un punto de vista fraternal: tu, tienes un hijo y quieres que viva una vida buena, feliz, llena de pasión y de un poco de todo para saber superar los obstáculos, como tu has vivido. Y, cuando mueras, quieres morir con la tranquilidad de que tu hijo estará a salvo en los tiempos venideros, donde tu ya no podrás protegerlo mas...
Pues yo siento eso con la humanidad, y es lo que me preocupa...la veo como un chico inquieto, no un mal chico,...un chico que quiere hacerlo bien pero le puede la codicia y temo por su futuro...me gustaría morir, sabiendo que ese gran hijo de todos estará a salvo, siendo feliz.



No tengo miedo a morir, pero si a la Muerte...nunca dejé de pensarte dulce amante,
siempre tan cerca y callada, esperando para seducirme en el vals del sin-tiempo,
pues solo el tiempo será testigo de si tu amor me esperará hasta ''aquella mañana'' o si me cogerás con soberbia avaricia temprana. Yo no sabré decirte que no, y no habrá existido mayor romance.

Sobre la ética del ''morir'' y la política o... Un texto más que no te importó.


La gente muere...y es un proceso natural, está claro, pero la muerte es el fin de una serie de ciclos y, cuando sobreviene de una forma inesperada, se vuelve caótica y víl.

Tenemos derecho a nuestro propio fín, y no a manos de otro, ya no de un asesino, si no de cualquiera que con su voluntad puede decidir la existencia de otro (desde manipuladores de todo tipo que usan el miedo,una fuerte emoción humana, pasando por asesinos y politicos de malas politicas).

Ocurre cada dia que, mientras respiro para coger el aire que me proporciona vida, en otra parte hay gente arrebatándo esa vida a otros como yo, otras personas, que viven, sonrien, se emocionan...sienten. El solo hecho de privar al ser humano de cualquiera de esos detalles que nos hacen vivos deberia ser motivo del mas duro juicio, ya que hablamos de emociones básicas que son necesarias para el buen desarrollo de nuestro ser.

¿De verdad importa que muera gente? ¿afecta a las personas la muerte de personas ajenas?
Por norma general a nadie le importa las extorsiónes a millones de personas, o el que murió acribillado en una manifestacíon, solo por lo mínimo que es ser libre y vivir una vida dignamente. Y es que a pesar de la década de la comunicación en la que vivimos, nos importamos poco y ademas, la socialización por internet ha creado un efecto secundario en el que hay tanta gente que conocer que no da tiempo a conocerlas...(una vez mas la presencia del ''mal uso'').


Si incluso ya en ''nuestro mundo'' (llámalo occidente) es dificil vivir dignamente, más dificil es encontrar dignidad...que cayó en manos de malos políticos...Y es que los politicos de la actualidad hablan, y hablan mucho, mucho mas que antes incluso (antes al menos actuaban). Es como hablarle a alguien que tiene puestos unos auriculares. Sustituyendo la musica por poder, los decibélios por dinero, tan alto que ensordece, por muy alto que gritemos, tristemente.
Y, perdón si me ando por las ramas , pero he hablado de ellos por que son ellos quienes compran y dirigen hacia donde deben apuntar esas armas, las que matan.

Yo, como unidad humana, no tengo poder para ir ahí y cambiar las cosas, y el que si lo tiene no lo hace...mi única esperanza sería que todo aquel que fuera a pulsar el botón de la muerte, hubiera al menos tenido la oportunidad de leer estas lineas y reflexionarlo y, leído a tiempo, nisiquiera hubiera tenido que empuñar ese arma nunca. Ese es el gran sueño.

Para conseguir ese sueño tendriamos que empezar a inventar nuevos sistemas políticos, (y ahí necesitaremos grandes pensadores de las políticas, por ello que necesitamos MAS CREATIVIDAD en las personas) nada de adaptaciones basadas en modelos del pasado y personas que repiten lo que hace el otro (con el único afán-bucle de obtener el mismo o mejor beneficio). Necesitamos innovaciones ideológicas y económicas. Sé que esto último no es nada fácil, y con casi seguridad veré pasar mi vida sin que ese cambio sea realizado, pero siempre queda la esperanza de que el humano a lo largo de la historia, ha sabido enfrentarse a situaciones extremas, y ahora, de la mano de la libertad se podría crear algo muy bueno. Creéme que soy el primero en pensar que el humano es retorcido si usa la mente en ello...ha hecho cosas horribles y sigue haciéndolas, pero si toda esa energía se usara para un fin positivo, hablaríamos de progreso, hablaríamos de evolución y hablariamos de felicidad.


Todos somos esclavos de un algo, unos lo son de personas con poder, y otros lo son de su propio ser. Todas esas cosas a a las que nos atan y nos atamos.
Todas esas cosas que no necesitamos.

domingo, 17 de abril de 2011

Some lines...




You were an electric storm, dancing with the rain,
but I was just a thunder, shining for a while,
and then falling down the dark stairs of madness,
where light it´s just hope, who lost his meaning,
and stars can´t be seen, for a lack of good seeing.

You were the thunderbolt who break through the clouds,
in a thousand grades
crossing my heart, like sparks among my neurons;
and dying in drying lights...they tend to dissapear.
There was no better end.