Philosophia 24/7

Máximo Soriano Martinez.

Vivo en un constante análisis existencial de la creación y destrucción de los conceptos del ser,
concibo pensamientos que no llevan a nada y me trasladan al mas profundo de los estrepitosos precipicios de la desesperación ilògica. (lo cual es mi favorito consuelo)

Filósofo ecléctico, excentricista numérico y metafísico.
Escepticista de las emociones, resignado del instinto humano, teórico de la antítesis, dogmático de la visión y difusor de distorsiones mentales y actos oníricos.

[12] Y asi, seremos meros esclavos del tiempo por los siglos de los siglos.




jueves, 15 de septiembre de 2011

Tenemos todo y no tenemos nada.

Tenemos los coches, las carreras, tenemos la televisión, el entretenimiento...tenemos el marketing, internet, los deportes, la tecnología, tenemos los bares, las mujeres (vosotras nos teneis a nosotros) tenemos todo y no tenemos nada. ¿qué bebe? ¿cocacola, agua con gas? ¿Alcohol o cordura? ¿que comes? ¿caviar? ¿pizza? ¿sushi? ¿perritos calientes? ¿ensalada? ¿carne cruda?. Otros tienen poco mas que las madrugadas y los vientos del alba, el aire. La vida. Tenemos todo y no tenemos nada. Con la conciencia saturada y sin apenas tiempo para pensar. Las prisas, las importantes citas, el deber y el todo que hacer. Sin apenas tiempo para pensar.

¿Dónde quedó vuestro tiempo de descanso, en el que plantearse el por qué de este ocaso? Vivimos en la comodidad de una felicidad prefabricada, agobiantemente plagada de posibilidades y siempre al borde de la obsolescencia. Sin apenas tiempo para pensar. Quizas, no es tan importante pensarla como el vivirla,aunque hay que intentar que de todo se aprenda. Aún cuando el pasado se vuelva borroso. La lección mas cruda la dan las palabras mas hermosas.

6 comentarios:

Janette Bourrien dijo...

Siempre he pensado que todos necesitamos al menos un día al mes de "ressert". Y con esto no me refiero a aquellos días en los que dormimos durante veinticuatro horas, si no es una jornada de reflexión alejados de las tensiones de la "tranquila" rutina. Sería bonito vivir la vida sin pensarla.

Me encanta (mucho) como escribes

Atenea dijo...

Aún te sigo en la oscuridad.



Tenemos el poder de elegir ;)

Janette Bourrien dijo...

La vida es una carambola al azar en una partida de billar matemática donde dos bolas chocan despues de millones de años rebotando. Ese impacto casual probable, es la vida.


Somos pura inercia.
Te leo yo también :)

Hermi dijo...

Me pregunto si al final, tanto esfuerzo nos lleva a algo más que la carga de una hipoteca y la ausencia de libertad en los corazones.
Ya no tenemos tiempo ni para amar.

la0vellanegra dijo...

Estoy de acuerdo contigo.. demasiado llenos de nada.

Mademoiselle sotte dijo...

Gracias por pasar y me alegro de que te gustara, siempre está bien que te lean, voy a echar un ojo.

Pd: Va a ser hora de renovar palabras